¿Qué es el embarazo multiple?

Se define embarazo múltiple como aquel tipo de embarazo en el cual se desarrollan dos o más fetos en el útero durante el mismo embarazo. Hasta hace algunas décadas esta situación era relativamente infrecuente; sin embargo, hoy en día este tipo de embarazo es mucho más común debido a varios factores, como el uso de diferentes técnicas de fertilización asistida, la genética o herencia, varios embarazos y la edad materna (mujeres mayores de 30 o 35 años especialmente).

Tipos de embarazo múltiple. ¿Cómo se clasifican?

El embarazo múltiple se puede clasificar en varios tipos dependiendo del mecanismo que produjo la fecundación como se explicará a continuación. Uno de los mecanismos consiste en la división de un óvulo, lo que da lugar al nacimiento de gemelos genéticamente idénticos. Estos gemelos idénticos son llamados monocigóticos, siendo todos del mismo sexo y físicamente muy similares (pequeñas diferencias).

Por otra parte, los embarazos múltiples también se pueden deber a la fecundación de dos o más óvulos por diferentes espermatozoides, por lo tanto, los gemelos no son genéticamente idénticos y se llaman dicigóticos. Los gemelos dicigóticos pueden ser del mismo sexo o no y físicamente se parecen como hermanos que han nacido en embarazos diferentes. Es importante acotar que éste es el mecanismo implicado en los embarazos múltiples causados por las técnicas de reproducción asistida.

Cuando hay más de dos fetos éstos pueden ser monocigóticos, dicigóticos o incluso pueden presentarse combinaciones de ambos tipos en el mismo embarazo. Es decir, dos gemelos pueden ser monocigóticos entre ellos y un tercero dicigótico.

¿Cuáles son los posibles riegos o complicaciones de un Embarazo Múltiple?

Aunque un embarazo múltiple es un motivo de alegría para muchas parejas, es conocido que este tipo de embarazos implica un mayor riesgo tanto para la madre como para los fetos. De hecho, muchos especialistas dicen que en los embarazos múltiples el riesgo de sufrir un parto prematuro o un desprendimiento prematuro de placenta se ve multiplicado por diez.

Este riego se incrementa aún más en función del número de fetos, es decir, un embarazo gemelar suele durar 37 semanas (siendo lo normal entre 38 y 41 semanas), mientras que en un embarazo de cuatrillizos generalmente a las 32 semanas comienza el trabajo de parto, por lo que se pueden requerir medidas de soporte especiales para los fetos cuando nazcan y, en algunos casos, incluso medidas de soporte para la madre.

De igual forma, en un embarazo múltiple se aumenta el riesgo para la madre de desarrollar hipertensión durante el embarazo y sus complicaciones, como el síndrome de HELLP. Es muy importante saber esto porque, en algunos casos, el médico recomendará realizar controles más seguidos de la presión arterial e incluso ecografías más frecuentes que en un embarazo único.

Recuerda que sólo un médico calificado es capaz de controlar apropiadamente tu embarazo, previniendo los posibles riesgos y dándote las mejore recomendaciones de acuerdo a tus necesidades particulares. Es por ello que siempre te recomendamos acudir desde el primer momento con un ginecobstetra debidamente cualificado.