¿Qué es la inseminación artificial? Todo lo que necesitas saber.

La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que consiste en colocar una muestra de semen (previamente preparada y estudiada), en el útero de la mujer de forma artificial. Todo con el fin de facilitar la llegada de los espermatozoides a las trompas de Falopio y producir la fecundación.

El objetivo de esta técnica es acortar la distancia que deben recorrer los espermatozoides para alcanzar el óvulo, facilitando así la fecundación. Se considera la técnica de reproducción asistida más parecida a la fecundación natural.

¿En qué consiste la Inseminación Artificial?

Como se mencionó anteriormente, la inseminación artificial consiste en lograr el embarazo de forma muy similar a la fecundación natural. Sin embargo, deben realizarse algunas técnicas de preparación previa tanto en el hombre como en la mujer. De esta forma, se garantiza el mayor porcentaje de éxito posible.

Primer paso

Como primer paso, la pareja debe acudir a consulta con un especialista en fertilidad para determinar la causa de los problemas de fertilidad. Tras el análisis,  si la Inseminación artificial resulta una buena opción para ellos,  se procede a la preparación tanto del hombre como de la mujer.

Segundo paso

En la mujer se utilizan suplementos hormonales para estimular la maduración folicular de los ovarios (especialmente las hormonas FSH y LH). Durante este proceso se controla el tamaño y cantidad de folículos ovárico mediante ecografías frecuentes. Esto permite determinar el momento ideal para administrar la hormona que induce la ovulación naturalmente (LH u hormona luteoestimulante), y así obtener un óvulo.

Simultáneamente a la inducción de la ovulación, se realiza la preparación del semen, la cual consiste en obtener una muestra de la pareja o donante el día que se realizará la inseminación; (en el caso de semen de donantes generalmente se utilizan muestras criopreservadas). A continuación se procede a la preparación del mismo.

Por otra parte, la preparación del semen consiste en separar los espermatozoides con motilidad adecuada del resto de componentes del semen (incluyendo otras células y el líquido seminal). Con esta preparación se obtienen millones de espermatozoides en cantidad y calidad suficiente para lograr la fecundación.

Tercer paso

Finalmente, la muestra de semen es insertada en el útero femenino a través de una cánula especializada. Este paso facilita la llegada de los espermatozoides a las trompas de Falopio, produciendo la fecundación del óvulo que acaba de ser liberado. Esta técnica resulta rápida e indolora para la paciente, siendo muy similar a cualquier revisión ginecológica habitual. No requiere sedación de la paciente ni hospitalización posterior.

Recomendaciones

En el hombre se recomienda abstinencia sexual aproximadamente 3 días antes de la toma de la muestra. De esta forma, se obtienen la mayor cantidad de espermatozoides posibles.

Los especialistas recomiendan repetir la técnica 3 o 4 veces para aumentar la probabilidad de lograr un embarazo exitoso. Cuando no se ha logrado en los primeros ciclos, y tras pasar el cuarto intento; la mayoría de los especialistas coinciden en que es necesario utilizar otra técnica de reproducción asistida más controlada; como la Fecundación In Vitro.

Inseminación artificial conyugal (IAC) e inseminación artificial de donante (IAD)

Se denomina inseminación artificial conyugal (IAC) a la técnica en la cual se utiliza una muestra de semen de la pareja para lograr el embarazo, mientras que en la inseminación artificial de donante (IAD) se utiliza el semen obtenido de un banco de donantes. En la IAD se verifica que el hombre donante sea sano, sin enfermedades de transmisión genética y con espermatozoides en cantidad y calidad adecuada para lograr el embarazo.

inseminacion artificial

 

¿Quiénes se pueden beneficiar de la Inseminación Artificial?

La inseminación artificial es una técnica especialmente recomendada para:

  • Parejas en las cuales los espermatozoides tienen dificultad para llegar al útero y trompas de Falopio, tanto por problemas masculinos como femeninos. Por ejemplo, en parejas cuyo semen tiene pocos espermatozoides o la mayoría de éstos carecen de movilidad adecuada, es una excelente opción para facilitar la fecundación.
  • Parejas con problemas de impotencia masculina, malformaciones del pene y aparato reproductor o en hombres con eyaculación retrógrada (cuando el semen pasa a la vejiga y no al pene durante la eyaculación).
  • Parejas en las cuales la mujer presenta alteraciones del ciclo menstrual (y por lo tanto irregularidades en la ovulación), malformaciones en el cuello del útero o vagina, entre otros.
  • Parejas donde el hombre se ha sometido a técnicas de esterilización quirúrgica (vasectomía) y posteriormente desea tener hijos. En este caso, se puede obtener la muestra del semen por punción directa del conducto deferente. Sin embargo, es importante señalar que en algunos casos la cantidad de semen obtenido por punción no es suficiente para realizar adecuadamente la técnica de inseminación artificial y se debe recurrir a otras técnicas de reproducción asistida o al semen de un donante.
  • Parejas en las cuales el hombre será sometido a procedimientos de quimio o radioterapia (que pueden alterar las células productoras de espermatozoides), ya que se puede congelar el semen (criopreservación) y ser utilizado en el momento deseado para lograr la fecundación de forma artificial.
  • Parejas con problemas de fertilidad sin causa conocida.  En este caso, esta es la primera técnica de reproducción asistida recomendada por los especialistas, ya que es considerada la técnica de reproducción asistida menos invasiva y con un buen porcentaje de éxito de embarazo.
  • Parejas donde el hombre tiene ausencia de espermatozoides en el semen.
  • Cuando la mujer desea lograr el embarazo pero no tiene pareja.
  • Cuando la pareja está conformada por dos mujeres. En estos casos, la inseminación artificial puede ser una técnica excelente utilizando semen de un donante.

¿Cuáles son los porcentajes de éxito de la Inseminación Artificial?

Los porcentajes de éxito de embarazo con la técnica de inseminación artificial aumentan con cada ciclo y varían con la edad de la mujer. También influye si la muestra de semen utilizada fue obtenida de la pareja o de un donante.

En lo que respecta a la inseminación artificial conyugal la mayor tasa de éxito se alcanza en mujeres con edades comprendidas entre 35 y 37 años al tercer ciclo de tratamiento, siendo de 56% aproximadamente.

Sin embargo, en mujeres de 34 años o menores, el porcentaje de éxito se ubica entre 15 y 30 % aproximadamente y aumenta en cada ciclo de tratamiento. Finalmente, mujeres con más de 40 años tienen un porcentaje de éxito de embarazo bastante reducido con esta técnica, siendo de aproximadamente 4% independientemente de la cantidad de ciclos a los cuales se someta la pareja.

Por otra parte, cuando se utiliza la técnica de inseminación artificial con semen de un donante, el porcentaje de éxito suele ser mayor en mujeres de 34 años o menores, alcanzando el 65% de éxito aproximadamente en el tercer ciclo de tratamiento. Sin embargo, a medida que la edad de la mujer avanza el porcentaje de éxito disminuye, siendo aproximadamente de 30% en mujeres entre 41 y 43 años durante el tercer ciclo de tratamiento y aproximadamente de 15% en mujeres mayores de 44 años independientemente del número de ciclos realizados.

¿Cuál es el precio de la Inseminación Artificial (IA)?

La inseminación artificial es una de las técnicas de reproducción asistida más sencilla. Esto hace que su precio sea considerablemente menor al de otras técnicas. Sin embargo, el precio de la inseminación artificial puede variar con la necesidad o no de donantes, el número de ciclos requeridos para lograr un embarazo exitoso, edad de la paciente, entre otras variables.

El precio de la inseminación artificial conyugal puede variar entre 330 y 1000€. Este precio usualmente incluye todo el tratamiento, desde la estimulación ovárica y procesamiento del semen, hasta la prueba de embarazo para comprobar el éxito de la técnica.

Respecto a la inseminación artificial con semen de donante el precio aumenta, y tiende a oscilar entre 630 y 1700€. Este precio incluye igualmente desde los controles y hormonas para producir la estimulación ovárica, hasta la evaluación médica y psicológica del donante (incluyendo prueba genética). También incluye la prueba de embarazo para confirmar el éxito de esta técnica de fertilidad.

Algunos presupuestos incluyen en su precio los medicamentos u hormonas adicionales que la pareja de tomar para lograr la preparación adecuada. Sin embargo, cuando este precio no está incluido suele rondar los 300€ aproximadamente.

Recomendaciones IA.

Es importante recordar que cada pareja tiene necesidades y problemas de fertilidad diferentes, por lo que sólo en manos de un especialista en problemas de fertilidad se pueden lograr las mejores tasas de éxito de embarazo. En la actualidad existen muchas clínicas que ayudan a las parejas con problemas de fertilidad; sin embargo, no todas tienen el personal más cualificado ni la mejor calidad humana. La confianza en los especialistas es sumamente importante. Para lograr que las técnicas de reproducción asistida se lleven a cabo adecuadamente y que la pareja se sienta cómo; recomendamos el asesoramiento de un profesional sanitario.