Medicación recibida en los tratamientos de reproducción asistida

El tratamiento médico que se utiliza en la reproducción asistida representa un gran temor para casi todas las parejas que se someten a este tipo de procedimientos. Aunque estos tratamientos usualmente son seguros, el desconocimiento de las parejas sobre sus posibles efectos secundarios y su forma de administración muchas veces representan un problema para seguir el tratamiento de forma adecuada y, en consecuencia, lograr el embarazo.

¿Qué tipo de medicación recibiré si me someto a alguna técnica de reproducción asistida?

Es importante saber que aunque el tratamiento previo a la reproducción asistida puede variar entre las diferentes técnicas existentes, en términos generales se utilizan hormonas sintetizadas mediante tecnología recombinante que son idénticas a las hormonas producidas naturalmente por el cerebro para regular el ciclo menstrual.

Aunque los primeros medicamentos que se utilizaban con este propósito no eran de la mejor calidad, hoy en día la tecnología recombinante ha permito crear unos suplementos hormonales tolerados muy bien por las mujeres y con reacciones adversas muy infrecuentes. La desventaja de estos productos es que al ser tan difícil sintetizarlas, su costo puede llegar a ser bastante elevado y el precio final del tratamiento de reproducción puede aumentar considerablemente.

De igual forma es importante destacar que cada mujer y pareja es diferente, por lo que sólo un especialista puede determinar el mejor plan de tratamiento para cada caso considerando las necesidades y características de cada pareja.

¿Cuál es el objetivo de la medicación recibida en la reproducción asistida?

Como se mencionó anteriormente, de acuerdo con la técnica de reproducción asistida que se vaya a realizar se pueden perseguir objetivos diferentes. Sin embargo, en general se busca provocar la maduración de los folículos ováricos y posteriormente la ovulación.

¿Cuáles son los medicamentos utilizados con mayor frecuencia en la reproducción asistida y cuáles son sus efectos adversos más frecuentes?

Gonadotropinas

Este es uno de los fármacos más utilizados ya que es capaz de producir una estimulación ovárica controlada para que el especialista pueda obtener y utilizar posteriormente los óvulos que maduraron y se desarrollaron adecuadamente.

De estas hormonas existen diversos nombres comerciales pero casi todas son de administración intramuscular o subcutánea, por lo que la mujer debe inyectarse diariamente en la mayoría de los casos.

En la actualidad se han desarrollado presentaciones de estas hormonas que deben ser administradas una sola vez a la semana, por lo que el tratamiento resulta mucho más cómodo para la paciente y su pareja.

Es importante acotar que los efectos secundarios de estos fármacos son inusuales y generalmente se deben a hematomas o enrojecimiento en el lugar de inyección. Sin embargo, cuando no se sigue adecuadamente el plan indicado por el especialista o no hay un seguimiento estrecho de la estimulación ovárica se puede producir un efecto adverso severo denominado hiperestimulación ovárica, en el cual se desarrollan más folículos de lo esperado en cada ciclo de tratamiento.

hCG recombinante

Esta hormona se utiliza para inducir la ovulación, la cual usualmente ocurre entre 36 y 48 horas después de su administración. Este medicamento es especialmente necesario en la inseminación artificial y la fertilización in vitro y su forma de administración es a través de inyecciones subcutáneas.

Entre las reacciones adversas más frecuentes que produce las mujeres refieren síntomas similares a los del síndrome pre-menstrual, incluyendo vómitos y nauseas, hinchazón y dolor abdominal, cansancio, dolor de cabeza, entre otros.

Citrato de clomifeno

Este medicamento también puede ser utilizado como inductor de la ovulación. Sin embargo, se recomienda con mayor frecuencia en mujeres diagnosticadas con síndrome de ovario poliquístico u otros trastornos de la ovulación sin utilizar estimulación previa con gonadotropinas.

Su forma de administración es oral y los efectos adversos muy similares a los producidos por la hCG recombinante.

Estrógenos

Una vez inducida la ovulación, se utilizan los estrógenos para simular el ciclo menstrual natural y preparar el endometrio (capa más interna del útero) para recibir al embrión (que puede ser fecundado natural o artificialmente dependiendo de la técnica de reproducción asistida que se está llevando a cabo) y que se produzca una implantación adecuada.

Existen diversas presentaciones de estrógenos por lo que pueden ser administrados oralmente o con inyecciones intradérmicas. Entre sus efectos adversos más frecuentes se pueden incluir la falta de apetito, nauseas, vómitos, hemorragias vaginales escasas, dolor y secreción mamaria, entre otras.

Progesterona

Esta hormona también se administra casi al final del procedimiento y sirve para preparar al útero materno para recibir el embrión y posteriormente mantener el embarazo adecuadamente. De hecho, cuando esta hormona no se encuentra en cantidades suficientes en el cuerpo de la mujer, pueden producirse abortos espontáneos.

Generalmente se administra por vía oral pero también puede administrase de forma subcutánea y entre sus efectos adversos más frecuentes se encuentran la cefalea, cansancio, somnolencia, dolor abdominal y en las mamas, entre otros.

¿Las inyecciones deben ser administradas por un especialista?

El médico decidirá cómo se deben administrar estas inyecciones. En muchos casos, la paciente o su pareja pueden ser instruidas por el médico para que apliquen ellos mismos las inyecciones durante todo el ciclo de tratamiento. De hecho, estas inyecciones vienen en una presentación muy fácil de utilizar.

Sin embargo, muchas personas ansiosas o con dificultad para llevar a cabo este tipo de procedimientos pueden acordar con el médico o enfermera del centro de reproducción asistida ayuda para recibir las inyecciones en el centro.

En conclusión

Los especialistas en reproducción asistida trabajan para que cada día los medicamentos utilizados en este proceso sean más fáciles de administrar y causen menos efectos adversos en los pacientes. Consultar con el especialista de confianza es esencial para determinar la mejor forma de tratamiento en cada caso y aumentar las probabilidades de lograr un embarazo exitoso.

De igual forma, cuando el tratamiento está estructurado de forma adecuada y hay un seguimiento estrecho por parte del especialista, los efectos adversos severos de estos medicamentos son prevenibles. Finalmente, es recomendable aclarar cualquier duda con su especialista de confianza ante de iniciar el tratamiento de reproducción asistida para evitar inconvenientes una vez que se ha iniciado el tratamiento.