Reproducción asistida: qué es, técnicas y recomendaciones

Se denomina reproducción asistida al conjunto de técnicas y tratamientos biomédicos que tienen como finalidad sustituir alguno de los procesos que ocurren naturalmente durante la fecundación humana y que tienen como objetivo facilitar el embarazo.

En esta definición se incluyen tanto procedimientos “In Vivo” (que se realizan en el cuerpo de la mujer) como “In Vitro” (que se llevan a cabo fuera del cuerpo de la mujer).

Cuando una pareja o mujer sola presenta dificultades a la hora de concebir el embarazo se dice que presenta problemas de fertilidad.

Principales técnicas de reproducción asistida

En la actualidad existen diversas técnicas de reproducción asistida y cada una de ellas deber ser seleccionada cuidadosamente de acuerdo con las necesidades de la pareja. Entre las técnicas más utilizadas se encuentran:

  1. Inseminación artificial: Considerada una de las técnicas más similares a la reproducción humana o natural, ya que consiste en facilitar la llegada de los espermatozoides a las trompas de Falopio durante la ovulación.
  2. Inducción a la ovulación y coito programado paso a paso.
  3. Fecundación In Vitro (FIV): Esta técnica se refiere a que la fecundación se lleva a cabo artificialmente fuera del útero. En esta técnica es necesario extraer los óvulos de la mujer (o donante); y con una aguja especializada introducir un espermatozoide en ellos, simulando la reproducción humana. Los óvulos se mantienen en el laboratorio hasta que se evidencia que se ha formado un preembrión. En este momento se trasladarán al útero para que alguno se implante y siga el curso del embarazo natural. Ver ovodonación.
  4. Diagnóstico genético preimplantacional: Algunos especialistas lo consideran parte de la fecundación In Vitro. Se refiere al estudio de la carga genética de los embriones que fueron obtenidos en el laboratorio antes de introducirlos en el útero y así descartar alteraciones hereditarias. Esta técnica disminuye la probabilidad de abortos espontáneos e incrementa la probabilidad de éxito.
  5. Gestación subrogada: Llamada comúnmente “vientre en alquiler”. Se refiere a la técnica en la cual una mujer (no perteneciente a la pareja) accede a “prestar” su útero para implantar el embrión y lograr que se desarrolle el embarazo adecuadamente hasta el nacimiento del bebé. Esta técnica no es legal en España.

¿Cuándo es recomendable recurrir a las técnicas de reproducción asistida?

No hay un límite de tiempo establecido para determinar si una pareja puede o no lograr un embarazo de forma natural. Sin embargo, cuando la mujer es menor de 35 años, los especialistas recomiendan a la pareja acudir a consulta cuando tengan más de un año de relaciones sexuales frecuentes, sin utilizar ningún método anticonceptivo y que aun así no han podido lograr el embarazo.

Por otra parte, si la mujer es mayor de 35 años, o alguno de la pareja tiene algún factor de riesgo para sufrir infertilidad, los especialistas recomiendan disminuir el tiempo de espera a 6 meses. Ver: Fertilidad en la mujer a partir de los 35 años.

Entre los factores de riesgo de infertilidad se consideran la enfermedad inflamatoria pélvica, patologías o cirugías previas en el aparato genital (incluyendo órganos externos e internos), alteraciones del ciclo menstrual, enfermedades, lesiones u operaciones testiculares y malformaciones del aparato genitourinario.

¿Cuáles son los porcentajes de éxito de embarazo por cada técnica?

La técnica utilizada, la edad de la pareja (especialmente de la mujer) y la presencia de factores de riesgo de infertilidad, pueden aumentar o disminuir la probabilidad de éxito de la reproducción asistida.

Respecto a la inseminación artificial conyugal, la probabilidad de éxito aumenta considerablemente con cada intento; de hecho, la mayoría de las parejas logra un embarazo exitoso en el tercer o cuarto ciclo. En mujeres menores de 35 años se considera que la probabilidad de éxito en el primer intento es 13%, sin embargo, en el tercer intento esta cifra asciende al 37%.

En mujeres entre 35 y 37 años el porcentaje asciende a 23% en el primer intento y 57% en el tercero. Sin embargo, en mujeres mayores de 40 años el porcentaje desciende a 3% en todos los intentos.

En el caso de la inseminación artificial con semen de donante; el porcentaje de éxito asciende a 29% en el primer intento y 65% en el tercer intento en mujeres menores de 35 años. En pacientes entre 35 y 37 años las cifras llegan a 28% y 56% en el primer y tercer intento respectivamente. Finalmente, la cifra desciende a 14% en mujeres de 44 años o más.

Respecto a la fecundación In Vitro, el porcentaje de éxito se ve principalmente afectado por la edad de la mujer. Estudios demuestran que la fertilización In Vitro produce embarazos exitosos; en un 61% de las mujeres menores de 35 años, 54% en mujeres entre 35 y 37 años y 28% en mujeres de más de 40 años.

Sin embargo, cuando se utilizan óvulos de una mujer donante el porcentaje de éxito de la FIV asciende considerablemente en cada ciclo de tratamiento sin importar la edad de la paciente (ya que se utilizan óvulos de mujeres jóvenes). En el primer ciclo se considera que el porcentaje de un embarazo exitoso es de 58%, mientras que para el tercer ciclo la cifra asciende a 94%.

tasas de exito reproduccion asistida

¿Qué riesgos tiene utilizar reproducción asistida?

Como cualquier tratamiento médico, las técnicas de reproducción asistida no están exentas de riesgos y complicaciones. Sin embargo, muchas veces la probabilidad de presentar alguna complicación derivada de ellas puede reducirse utilizando la técnica adecuada para cada paciente. Entre los riesgos y complicaciones más frecuentes se encuentran:

  • Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO); Respuesta ovárica persistente y superior a lo esperada ante la estimulación hormonal utilizada en la preparación de la paciente.
  • Lesiones en algún órgano o pared de la pelvis durante el proceso de punción ovárica para obtener los óvulos.
  • Posibilidad de embarazo múltiple; Es considerado un riesgo ya que está demostrado que las mujeres con embarazos múltiples tienen mayor riesgo de sufrir patologías asociadas al embarazo que mujeres con embarazos simples; por ejemplo, tienen mayor riesgo de sufrir hipertensión arterial, diabetes mellitus, preeclampsia, placenta previa y parto pretérmino.
  • Riesgo incrementado de aborto espontáneo; especialmente durante la primera semana de gestación.
  • Aumenta el riesgo de un embarazo ectópico; (fuera de la cavidad uterina). El cual generalmente no llega a ser viable por no haber espacio suficiente para el desarrollo del feto.

¿Cuáles son las diferencias entre un embarazo natural y uno por reproducción asistida?

La única diferencia entre un embarazo natural y uno obtenido por reproducción asistida es en su inicio. Es decir, la forma en la cual ocurre. Ya que a partir del momento en el cual el embrión es colocado en el útero de la mujer; el desarrollo del mismo es exactamente igual. Las mujeres experimentan los mismos síntomas y deben seguir el mismo control. Sin embargo, por el riesgo incrementado de las patologías anteriormente mencionadas el control podría ser ligeramente más estricto.

¿Cuáles son las etapas y fases de la reproducción asistida?

Clásicamente los especialistas dividen en dos fases el proceso de reproducción asistida. La primera etapa, se refiere al estudio de la pareja y el diagnóstico de la causa de infertilidad. Esta fase incluye las primeras consultas con el especialista; realización de diversas pruebas de laboratorio, y estudios de imagen para concretar cual es la técnica de reproducción con mayor probabilidad de éxito.

La segunda etapa comienza con la planificación y preparación previa de la pareja. Suele durar entre 8 y 10 días. Posteriormente, se iniciará la técnica de reproducción propiamente dicha.

Cada técnica tiene sus plazos. La inseminación artificial por ejemplo es rápida. Una vez terminada la preparación de la paciente se procede al estudio del semen que será depositado artificialmente en el útero. Por el contrario, la fecundación in vitro es más compleja y secuencial. Suele tardar entre 20 y 30 días para obtener los óvulos, fecundarlos, vigilar los embriones y transferirlos al útero materno.

Ventajas y desventajas de la reproducción asistida

En condiciones naturales, la reproducción humana o fecundación es el resultado de la unión entre un espermatozoide y un óvulo; pero esta unión no siempre ocurre fácilmente. Para lograr la fecundación, los espermatozoides deben viajar desde la vagina hasta las trompas de Falopio, encontrar el óvulo y fecundarlo. Este proceso en ocasiones no es fácil: aunque millones de espermatozoides llegan a la vagina, sólo uno (rara vez dos o más) logra ingresar al óvulo. Una vez que esto sucede, el espermatozoide pierde la cola y la membrana externa del óvulo se endurece; evitando el ingreso de otro espermatozoide o daños externos al embrión recién formado; de allí, migra al útero para implantarse y seguir el desarrollo del embarazo.

Cualquier situación que altere o interfiera en este proceso, dificultará la posibilidad de concebir el embarazo de forma natural. Para facilitarlo y en ocasiones como única forma de completarlo surge la reproducción asistida.

Cada técnica tiene ventajas y desventajas y resulta más adecuada para unas personas u otras. Ten en cuenta que antes de empezar cualquier tratamiento tu caso deben ser estudiado previamente por un especialista. De esta forma, además de garantizar el mayor éxito posible, tendrás una experiencia mucho más placentera.

Conclusiones

Por nuestra parte sólo nos queda recomendarte que sigas leyendo todo el contenido de nuestra web. Y cuando tengas claro que quieres dar el siguiente paso, lo mejor es que busques asesoramiento de un profesional cualificado. Nosotros queremos ayudarte también en este momento y puedes acceder a esta página para pedir asesoramiento sobre los servicios de las principales clínicas de reproducción asistida.

Hasta entonces, te recomendamos que resuelvas tus dudas consultando nuestro diccionario de reproducción asistida +REPRO.

También, encuentra consejos, testimonios y recomendaciones sobre fertilidad y reproducción asistida en nuestro BLOG +REPRO