¿Qué es la eyaculación retrógrada?

¿Qué es la eyaculación retrógrada?

La eyaculación es definida como la salida del semen a través de la uretra una vez que el hombre ha alcanzado el orgasmo. Este proceso es el que permite que el semen sea depositado en la vagina de la mujer y posteriormente los espermatozoides viajen al útero y alcancen el óvulo para producir la fecundación.

En condiciones normales, durante la eyaculación el semen sale a través de la punta del pene y el esfínter que permite la comunicación entre la uretra y la vejiga se cierra, evitando así la entrada del semen hacia la misma. Sin embargo,  cuando dicho esfínter no funciona adecuadamente, el semen usualmente entra a la vejiga y sólo una cantidad mínima sale a través de la punta del pene, produciendo lo que se denomina eyaculación retrógrada, orgasmo seco u orgasmo sin eyaculación.

¿Cuáles son las principales causas de eyaculación retrógrada?

Cualquier situación que pueda afectar el correcto funcionamiento del músculo circular (esfínter entre la vejiga y la uretra) puede producir eyaculación retrógrada. Una causa común de esta condición es el daño del músculo circular o los nervios que lo controlan por alguna cirugía del aparato genitourinario. Ejemplo de esto son las cirugías de próstata, vejiga, extensa de pelvis, exploradora de cáncer abdominal o en ciertos discos intervertebrales o vértebras lumbares.

De igual forma, algunas enfermedades como esclerosis múltiple, síndrome de Guillián-Barré e incluso la Diabetes Mellitus mal controlada, pueden afectar los nervios que controlan el músculo circular. Finalmente, algunos medicamentos psiquiátricos, para el tratamiento de la hiperplasia prostática o incluso para la hipertensión arterial, pueden interferir en el correcto funcionamiento de los nervios y, en consecuencia, producir eyaculación retrógrada.

¿Cuáles son los síntomas de la eyaculación retrógrada?

El síntoma principal de la eyaculación retrógrada es la disminución drástica de la cantidad de semen que sale a través de la punta del pene o incluso su ausencia (de ahí su nombre eyaculación seca). Es muy importante acotar que esta condición no interfiere con el proceso de la erección o con el orgasmo, por lo que el hombre puede mantener relaciones sexuales sin problema.

Sin embargo, la eyaculación retrógrada es una causa frecuente de infertilidad (segundo síntoma más común), ya que la cantidad de semen que llega a la vagina de la mujer es usualmente insuficiente para lograr la fecundación. Por tanto, si el hombre desea tener hijos esta condición puede resultar un problema importante.

Finalmente, el hombre puede notar las orinas más turbias de lo habitual después de las relaciones sexuales. Esto se debe a que al pasar el semen a la vejiga, es eliminado a través de la orina.

¿Cuál es el tratamiento de la eyaculación retrógrada?

El tratamiento de la eyaculación retrógrada depende completamente de su causa. Por ejemplo, si  la causa es un medicamento éste se debe retirar o sustituir, y si esto no es posible, reducir la dosis a la mínima posible. Si el problema se debe a un mal funcionamiento del músculo circular y es un hombre joven, se pueden indicar ejercicios que fortalezcan dicho músculo. Igualmente, se pueden indicar medicamentos que mejoren la conducción nerviosa y así provocar la eyaculación anterógrada.