Infertilidad masculina: porque la infertilidad también es cosa de ellos

Infertilidad masculina: porque la infertilidad también es cosa de ellos

Quizá no lo sabías pero la infertilidad masculina es la responsable de entre el 30 y el 40% de los casos de infertilidad en las parejas.

La Organización Mundial de la Salud la define como una enfermedad del sistema reproductivo definida como la incapacidad de lograr un embarazo después de 12 meses de relaciones sexuales sin protección y predetermina por el hombre.

Y, ¿porque la infertilidad masculina es considerada una enfermedad y no solo una condición? Porque dicha situación lleva consigo efectos negativos a nivel emocional, psicológico, social y hasta religioso en la pareja; que a la larga pueden generar otros problemas de salud asociados a la ansiedad, estrés o tristeza asociados al no poder lograr fecundar.

Causas más frecuentes de infertilidad masculina:

 Te mostramos primero los agentes implicados en la fertilidad de un hombre y luego veremos cómo pueden alterarse y producir infertilidad:

1.- Los espermatozoides: células que contienen la información genética y que al unirse con el óvulo formarán una nueva vida. Hay 2 tipos de espermatozoides: los X y los Y, por eso es el hombre el que define el sexo del futuro bebé.

2.- Testosterona: es la hormona que comanda todos los procesos relacionados con el desarrollo de los órganos reproductivos en el hombre y las respuestas sexuales.

¿Te apuntas?

​Curso fertilidad +REPRO | "Camino al embarazo"


Únete y recibirás ​por email 5 claves que necesitas para entender y potenciar tu fertilidad. Decenas de mujeres como tu ya se han apuntado.

3.- Esperma: es el fluido donde se encuentran y se movilizan los espermatozoides, y que debe tener ciertas características especiales para permitir su viabilidad y movilidad.

¿Qué puede alterar estos componentes para producir infertilidad?

  • Falta total de esperma: esto ocurre cuando no hay formación del mismo por alguna alteración hormonal o por obstrucción de del movimiento del mismo, a esto causa corresponde del 10 al 15% de los casos.
  • Varicocele: en ocasiones sí hay producción de esperma, pero no en la cantidad adecuada, lo que ocurre con frecuencia en hombres con varicocele (dilatación de venas en el testículo)
  • Diabetes: los valores elevados de glucosa (azúcar) en sangre altera la composición del esperma.
  • Radiación: puede producir mutaciones o cambios en la estructura de los espermatozoides.
  • Quimioterapia: tiene la capacidad de afectar la capacidad del testículo de producir espermatozoides. Recordemos que los tratamientos de quimioterapia no solo ataca las células cancerígenas sino una gran cantidad de tejido y órganos sanos.
  • Uso prolongado de finasteride (viagra): esto debido a la aceleración de procesos metabólicos del espermatozoide, por tanto al llegar al óvulo muchos estarán inhabilitados para fecundar.
  • Uso a largo plazo o dosis muy altas de antibióticos como: tetraciclinas, gentamicina o eritromicina pueden alterar la movilidad del espermatozoide
  • Exposición al calor: no por casualidad los testículos están fuera del cuerpo de los caballeros, y la razón es la de mantenerlos más frescos que le resto del cuerpo (<37°C). Por tanto, la exposición al calor ejemplo: hombres horneros, fundidores… pueden sufrir de una disminución en la producción de espermatozoides.
  • Estrés: es una causa temporal pero si podría alterar la función testicular, ya que la producción exagerada de hormona del estrés (cortisol) disminuye la producción de testosterona, la cual comanda la producción de espermatozoides.

¿Qué pasos dar en una situación de infertilidad?

Antes de acudir a los especialistas, normalmente se recomienda haber puesto en práctica una serie de situaciones, como son:

  • Calcular adecuadamente los días fértiles de la mujer.
  • Tener algunos días de abstinencia antes del día de ovulación.
  • Descartar enfermedades infecciosas de los órganos sexuales. En el caso de que se sospeche la más mínima aparición de alguna de ellas, se debe acudir al especialista inmediatamente.
  • Calmar la ansiedad y estrés asociados a los meses de intentos fallidos.

Una vez, descartadas todas estas situaciones, en ocasiones el ginecólogo y urólogo pueden tratar a cada uno de los miembros de la pareja para estudiar un poco más en detalle la anatomía y posibles patologías de los órganos sexuales, así como los niveles hormonales.

Sin embargo, lo aconsejable es acudir a expertos en fertilidad donde este estudio se hará de forma conjunta en la pareja y donde los profesionales podrán aconsejar que soluciones llevar a cabo y como ponerlas en práctica.

¿Cómo se estudia la infertilidad masculina?

Las distintas fases que llevar a cabo para un completo estudio de la infertilidad masculina son:

1.- Entrevista médica: el especialista indagará acerca de sus antecedentes sexuales, si han padecido de alguna enfermedad de transmisión sexual, antecedentes médicos familiares, consumo de medicamentos o drogas, etc.

1.- Examen físico de los órganos reproductores: para investigar cualquier alteración anatómica a nivel de los órganos reproductores que pueda explicar la infertilidad como genitales no descendidos o alguna variante anatómica importante.

2.- Ecosonograma testicular: con este estudio se pueden observar las estructuras dentro del escroto: testículos, epidídimo y vasos sanguíneos. Es el estudio indicado para el diagnóstico de varicocele (causa importante de infertilidad).

3.- Espermiograma: es el análisis de laboratorio del semen eyaculado para analizar la composición del líquido, así como la calidad y estructuras de los espermatozoides; con la finalidad de encontrar o descartar alguna alteración del mismo que sea el responsable de la infertilidad del hombre.

¿Qué mide realmente el espermiograma?

El espermiograma mide distintos parámetros del semen del hombre, aunque no todos tienen el mismo peso a la hora de establecer la infertilidad en si. Estos parámetros son:

  • Motilidad (la habilidad del espermatozoide de movilizarse)
  • Morfología (el tamaño y la forma del espermatozoide)
  • Volumen total de la muestra tomada
  • Conteo espermático
  • Licuefacción de su esperma (es la capacidad de tornarse en un líquido más espeso)

¿Cuántas veces se debe repetir el espermiograma?

Según la OMS cuando el resultado es normal con una sola prueba basta, sin embargo si la primera prueba resulta alterada debe repetirse al menos una vez más.

En caso de resultar un recuento bajo de espermatozoides en las 2 pruebas se llevará a cabo un estudio hormonal para evaluar los niveles de testosterona a través de una muestra de sangre.

Otros análisis especiales si hasta ahora no se ha encontrado la causa de la infertilidad, son los estudios genéticos para identificar si es a nivel del ADN donde se encuentra la anomalía de reproducción.

¿Cómo es posible combatir la infertilidad masculina?

Actualmente, la medicina brinda un amplio abanico de posibilidades para tratar esta enfermedad. Con un estudio adecuado y siempre poniéndose en manos de los mejores especialistas,  la infertilidad masculina puede ser tratada y combatida desde distintas formas como son:

 1.- Tratar la causa de base si es posible: ejemplo corrección quirúrgica del varicocele.

2.- Ingerir medicamentos o suplementos que aumenten la producción de esperma, siempre con indicación de un médico especialista.

3.- Corregir el desequilibrio hormonal con los medicamentos indicados también por su médico.

4.- Recurrir a las diversas técnicas de reproducción asistida como puede ser la Inseminación artificial en caso de conteo bajo de espermatozoides o a la fecundación in vitro en casos de infertilidad maculina más severos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.