¿Qué es la enfermedad inflamatoria pélvica?

¿Qué es la enfermedad inflamatoria pélvica?

La enfermedad inflamatoria pélvica es una infección de los órganos reproductores femeninos que puede ocasionar, entre otros síntomas, problemas a la hora de concebir el embarazo.

Causas

Por lo general esta inflamación es ocasionada por infecciones bacterianas de clamidia o gonorrea que afecta al útero o matriz, las trompas de Falopio o los ovarios de la mujer. En la mayoría de los casos esta infección se produce por transmisión sexual, aunque en ocasiones la infección puede tener lugar en momentos como el parto, un aborto, una biopsia o en la implantación de un DIU.

La infección aparece por la ascensión de bacterias patógenas desde la vagina y el cuello uterino hasta la matriz del útero, las trompas de Falopio o los ovarios.

Síntomas

El síntoma más frecuente es dolor abdominal bajo, normalmente en ambos lados. Otros síntomas pueden ser periodos de menstruación largos y con mucho dolor, fiebre, sangrado entre periodos, dolor al orinar e incluso durante las relaciones sexuales.

Tratamiento

El tratamiento principal es la toma de antibióticos además de otras medidas analgésicas, reposo, retirada del DIU, etc. Pocas veces es necesaria la hospitalización o menos aún la cirugía para drenar abscesos y lavar el peritoneo afectado.

Pronóstico

En general no es una enfermedad grave y el pronóstico es bueno en la mayoría de los casos, sin embargo hay un riesgo alto de volver a sufrir infecciones en el futuro.

Sin embargo el principal problema son las secuelas: aumenta de forma muy elevada la probabilidad de embarazo ectópico y el riesgo de infertilidad.

Infertilidad por enfermedad inflamatoria pélvica

Una de las principales complicaciones de estas infecciones es la lesión de las trompas de Falopio y del útero, dando lugar a problemas de fertilidad y dificultad para quedarse embarazada.

De hecho es bastante frecuente encontrar mujeres con problemas reproductivos que son diagnosticadas de la enfermedad cuando acuden a su centro de reproducción. En algunos estudios se sugiere que hasta un tercio de las mujeres con probelmas de fertilidad presentan afectaciones en la matriz del útero o en las trompas de Falopio causadas por un cuadro previo no diagnosticado de enfermedad inflamatoria pélvica.

El problema es que hay un alto porcentaje de casos (60%) de mujeres con enfermedad inflamatoria pélvica subclínica, con síntomas tan leves o incluso inexistentes que nunca se plantearon acudir al médico. Sin embargo que no presentara síntomas no significa que la infección del aparato reproductor no generase problemas suficientes como para complicar los procesos reproductivos y ser causa de infertilidad.

Embarazo después de enfermedad inflamatoria pélvica

En caso de querer un embarazo después de sufrir esta enfermedad, deberías acudir a tu ginecólogo para que pueda realizar una ecografía y laparoscopia. Esto puede ayudar a saber si las trompas de Falopio están bloqueadas o se encuentran en buen estado. Es necesario valorar en cada caso particular las posibilidades de necesitar una fecundación in vitro o incluso una cirugía para desbloquear dichas trompas.