¿Qué hormonas son claves en la fertilidad femenina y cuáles son sus valores normales?

¿Qué hormonas son claves en la fertilidad femenina y cuáles son sus valores normales?

El correcto funcionamiento del ciclo menstrual (o genital) femenino es sumamente importante para lograr el embarazo tanto de forma natural como asistida. Esto ocurre porque las diversas hormonas que intervienen en la preparación del cuerpo femenino para la ovulación y posterior desarrollo del embarazo, deben encontrarse en los niveles adecuados durante cada fase del ciclo.

¿Cuáles son las variaciones hormonales normales del ciclo menstrual?

Se considera que el ciclo menstrual comienza el primer día de sangrado o primer día de la fase menstrual propiamente dicha y finaliza el día anterior al inicio de la siguiente menstruación. En promedio, el ciclo menstrual es de 28 días, sin embargo, puede oscilar entre 21 y 35 días y seguir siendo normal.

Dos de las hormonas más implicadas en el ciclo menstrual son el estrógeno y la progesterona. De hecho, muchos especialistas consideran que dichas hormonas dividen el ciclo menstrual en dos partes. En la primera mitad del ciclo menstrual, los primeros 5 días (en otros casos entre 3 y 7) corresponden al sangrado menstrual y predominan los estrógenos.

Los estrógenos (principalmente el estradiol) y la hormona FSH (Hormona Folículo Estimulante) estimulan la maduración de algunos óvulos en cada ciclo menstrual y aproximadamente el día 14 del ciclo, ocurre un pico de la hormona luteinizante (LH) que estimula el desprendimiento del óvulo más desarrollado de los ovarios, proceso que se conoce con el nombre de ovulación.

Después de esto, el óvulo se traslada por la trompa de Falopio hasta la cavidad uterina, pudiendo ser fecundado por un espermatozoide en el trayecto. A partir de este momento pueden ocurrir dos situaciones, que el óvulo sea fecundado y se produzca el embarazo o que sea eliminado y se produzca una nueva menstruación y, por lo tanto, un nuevo ciclo menstrual.

Durante la segunda mitad del ciclo menstrual la hormona predominante es la progesterona, que tiene como función principal madurar el endometrio que fue previamente engrosado por los estrógenos para recibir el óvulo fecundado, que se produzca la implantación y por lo tanto el embarazo. Esta hormona también es producida por la placenta, por lo que es necesaria para el correcto desarrollo del embarazo.

¿Te apuntas?

​Curso fertilidad +REPRO | "Camino al embarazo"


Únete y recibirás ​por email 5 claves que necesitas para entender y potenciar tu fertilidad. Decenas de mujeres como tu ya se han apuntado.

En aquellos casos en los cuales el óvulo no es fecundado, los niveles de progesterona descienden hacia el final del ciclo menstrual estimulando la eliminación del endometrio y se produce una nueva menstruación.

¿Cómo se miden los niveles de las hormonas de la fertilidad en la mujer?

En la actualidad existen diversas técnicas que permiten medir las hormonas de la fertilidad y cada una de ellas es recomendada para situaciones particulares. De igual forma, las diversas hormonas deben ser estudiadas en las diferentes fases del ciclo menstrual para determinar si sus variaciones son normales.

El método más común para medir las hormonas de la fertilidad femenina es la determinación de los niveles de dichas hormonas en sangre. En el día 2 o 3 del ciclo menstrual se deben medir los niveles de FSH, estradiol, LH, hormonas tiroideas (TSH, T3 libre y T4 libre), testosterona total y prolactina. Niveles adecuados de todas estas hormonas son necesarios para que se produzca la ovulación.

Aproximadamente el día 21 o 22 del ciclo, se deben medir los niveles de progesterona en sangre para determinar si la ovulación ha ocurrido de forma adecuada, proceso fundamental para lograr el embarazo naturalmente o a través de técnicas de reproducción asistida con óvulos propios.

Otra hormona muy importante en el estudio de la fertilidad femenina es la Hormona Antimülleriana (AMH), la cual puede medirse en cualquier momento del ciclo menstrual y es el mejor indicador de reserva ovárica en la mujer, es decir, aporta información sobre la cantidad de folículos ováricos de buena calidad que quedan en sus óvulos.

Es importante señalar que si la mujer desea conocer sólo ciertos aspectos del ciclo menstrual cómo el momento en cual ocurre la ovulación, existen test de orina que son menos invasivos y pueden ofrecer excelentes resultados.

¿Cuáles son los valores normales de las hormonas femeninas y cómo interpretarlos?

Como se mencionó anteriormente, los valores de las hormonas femeninas pueden variar con cada fase del ciclo menstrual, por lo que siempre deben ser valorados en el contexto del día del ciclo menstrual en que fueron tomadas las muestras y analizar cada hormona por separado.

  • FSH: Mientras menores sean los niveles de esta hormona mayor será la reserva ovárica. Los expertos aseguran que valores por debajo de 6mUI/mL indican reserva ovárica excelente, entre 6 y 9mUI/mL buena reserva ovárica, de 9 a 10mUI/mL reserva ovárica moderada, de 10 a 13mUI/mL reserva ovárica disminuida y mayor a 13mUI/mL una reserva ovárica muy baja.
  • Estradiol: Idealmente los especialistas dicen que esta hormona debe encontrare en valores por debajo de 50pg/mL pero se puede encontrar normalmente entre 27 y 161pg/mL.
  • LH: Al principio del ciclo sus valores se encuentran entre 2 y 10mUI/mL, pero a medida que se acerca el momento de la ovulación, sus niveles aumentan considerablemente llegando hasta 20mUI/mL.
  • Progesterona (P4): En los primeros días del ciclo los niveles de esta hormona suelen ser menores a 1,5ng/mL, sin embargo, cuando se produce la ovulación, sus niveles aumentan hasta 20ng/mL.
  • Prolactina: En mujeres no embarazadas sus niveles deben ser menores a 20ng/mL. Aunque cifras elevadas de esta hormona en mujeres no embarazadas siempre deben ser estudiadas, su elevación a más de 80ng/mL sugiere una alteración importante en el funcionamiento de la hipófisis.
  • AHM: Los expertos consideran que los valores normales de esta hormona oscilan entre 0,7 y 3,5ng/mL. Como se dijo antes, por debajo de dichos niveles se considera que la mujer tiene mala reserva ovárica y por encima de ellos puede indicar incluso un desarrollo excesivo del ovario que tampoco es deseable.
  • TSH: En los primeros días del ciclo menstrual debe encontrarse entre 0,2 y 4.7mUI/ml. Aunque esta hormona indica el funcionamiento de la hormona tiroidea, si hay hipo o hipertiroidismo (valores por debajo o por encima de lo normal respectivamente) la función ovárica se puede ver afectada.
  • T3: En los primeros días del ciclo menstrual sus niveles deben estar entre 1,4 y 4,4 pg/ml.
  • T4: En la primera fase del ciclo menstrual sus valores deben estar entre 0,8 y 2ng/dl. Alteraciones de esta hormona indican mal funcionamiento de la glándula tiroides o de la hipófisis por lo que también deben ser estudiados por un especialista.
  • Testosterona Total (T): Sus valores normales en la mujer oscilan entre 24 y 47 ng/dl. Su elevación se debe principalmente al síndrome de ovario poliquístico (SOP) pero otras condiciones pueden alterar sus niveles en sangre y deben ser estudiados por un especialista.

Recuerda que estos datos son solamente orientativos y nunca sustituyen la evaluación por un médico especialista en el área que sabrá analizar correctamente todas las alteraciones hormonales y la posible causa del fallo ovárico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.