¿Qué es la transferencia embrionaria?

¿Qué es la transferencia embrionaria?

La transferencia embrionaria se define como la práctica médica en la cual se depositan o transfieren los embriones que fueron obtenidos de la fertilización realizada de forma artificial fuera del cuerpo humano.  

Los expertos lo consideran por tanto una fase de algunas técnicas de reproducción asistida como la fecundación In Vitro tradicional o la fecundación In Vitro ICSI (por sus siglas en inglés que significan inyección de esperma intracitoplasmático).

Es importante destacar que este paso o fase de la reproducción asistida es de suma importancia para lograr un embarazo exitoso, ya que si los embriones son transferidos al útero antes o después del momento ideal de desarrollo, su implantación en el útero se hace más difícil. De igual forma, antes de realizar la transferencia embrionaria, los expertos deben vigilar que el útero (específicamente su capa más interna llamada endometrio) esté debidamente preparado para recibir los embriones y que los mismos se puedan seguir desarrollando de forma adecuada (ventana de implantación).

Para cada caso específico, y en cada ciclo de tratamiento, los expertos determinarán la cantidad de embriones que serán transferidos al útero de la mujer. De igual forma, antes de la transferencia el experto en reproducción asistida seleccionará los embriones con mayor calidad de todos aquellos que fueron obtenidos por fertilización In Vitro, definiéndose como embriones de mejor calidad aquellos sin anomalías genéticas, división celular y crecimiento adecuados.

Es importante resaltar que todos aquellos embriones viables (con capacidad de producir un embarazo) que fueron obtenidos durante el proceso de fertilización artificial, pero que no son transferidos al útero, pueden ser congelados (también llamado vitrificados) para ser utilizados por la pareja o mujer en ciclos posteriores del tratamiento de reproducción asistida, para lograr embarazos algunos años más tarde e incluso pueden ser donados a familias que no pueden obtener embriones con sus propios gametos (ovocito y espermatozoide).

La transferencia de embriones propiamente dicha es una técnica sencilla que consiste en utilizar un catéter fino que se introduce a través de la vagina hasta el útero y depositar los embriones en el sitio más adecuado (determinado por el experto). Para garantizar una transferencia embrionaria adecuada, el especialista utiliza un equipo de ultrasonido (comúnmente llamado “eco”) para observar el interior del útero y la localización del catéter.