Yoga: el mejor aliado para tu fertilidad

Yoga: el mejor aliado para tu fertilidad

El estrés, ya sea a causa de poco descanso y un ritmo acelerado de vida o por motivos de la falta de embarazo, es causa frecuente de infertilidad. Esta es a la conclusión que llegaron un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard tras muchos estudios de casos de infertilidad en parejas. Véase artículos sobre “7 hábitos negativos que afectan a tu fertilidad” y “Cómo evitar que las emociones nos jueguen una mala pasada en nuestro tratamiento de reproducción asistida.” La buena noticia es que puedes combatirlo, así que no dejes que el enemigo esté en casa.

Como herramienta contra el estrés, hoy te hablamos del yoga, que con origen en la mítica India,  es una disciplina que conecta el cuerpo con la mente. Está actividad, al mejorar el estado de salud mental de las personas, también influye en la capacidad reproductora de las mismas, ya que el cuerpo y la mente logran una mejor conexión.

Así, el yoga, practicado a nivel mundial por cientos de personas, puede ayudar y ofrecer muchos beneficios para mejorar tu fertilidad, ya que con las posturas indicadas, y siguiendo con cuidado las indicaciones, esta disciplina puede ser clave en el momento de buscar tu deseado embarazo.

Beneficios de practicar yoga

Una práctica constante del yoga disminuye los niveles de tensión gracias a la mencionada conexión entre cuerpo y menta. Esto lleva a que se produzca una regulación hormonal en la mujer, lo que a su vez favorecerá el control de sus días fértiles y por tanto aumentará las posibilidades de embarazo.

Además, se obtienen otros beneficios como: una mejor tonificación muscular y fuerza global, mejor alineación en el cuerpo, mejoras respiratorias y en la circulación sanguínea. Esto último es muy importante porque con una circulación estable los nutrientes de oxígeno llegarán a todos los órganos, incluso los reproductores.

Yoga en la práctica

La práctica del yoga admite todos los niveles.  No requiere una especialización extrema ni unas condiciones específicas. Puedes realizarlo acompañada de expertos en la materia a través de talleres o clases dirigidas en grupo o de forma individual o igualmente puedes hacerlo en casa, en lugar tranquilo, apartado de ruidos y con espacio para ti y para tu conexión mental.

¿Te apuntas?

​Curso fertilidad +REPRO | "Camino al embarazo"


Únete y recibirás ​por email 5 claves que necesitas para entender y potenciar tu fertilidad. Decenas de mujeres como tu ya se han apuntado.

El ambiente es muy importante, pues recuerda que es un conexión íntima contigo misma. La música, el olor, la temperatura, todo juega un papel muy importante para que tu mente y tu cuerpo se encuentren en total armonía.

Algunas de las posturas (asanas) más empleadas en un nivel principiante y que pueden ayudar a tu fertilidad son:

Respiración de fosas alternadas (Nadi Shodhan prayana): Está postura ayuda a relajar la mente y el cuerpo a través de la liberación de toda la tensión acumulada.

Sentado hacia adelante (Paschimottasana): Sentarse con inclinación hacia el frente, estirando los tendones de la corva, la espalda baja y las caderas, logra la estimulación del útero y los ovarios y es de gran ayuda para la concepción.

Postura de puente: Hay que acostarse boca arriba, con las rodillas flexionadas y los pies apoyados firmemente en el suelo. Después se deben mover los pies lo más cerca de los glúteos e inhalar y exhalar con mucha profundidad. Para finalizar, se levanta la pelvis y las nalgas del suelo –manteniendo muslos y pies en el interior de forma paralela- y juntar las manos en la espalda.

Yoga desde el punto de vista emocional y psicológico

El hecho de relajarte y conectar tu cuerpo y tu mente por unos minutos tiene una importancia más allá de lo que en principio vemos como un momento de tranquilidad. Conectar contigo misma si juzgarte, sin apresurarte, sin presionarte y solamente afrontando la realidad desde una perspectiva neutral, tiene unas consecuencia positivas en tu mente y en tu vida diaria muy significativas.

Primero porque te hará pensar positivamente, sin agobios, sin estrés, aceptando y afrontando, pero desde un punto de vista constructivo. Y segundo porque esa paz interior tuya la trasladarás a tus relaciones con otras personas y principalmente con tu pareja. La comunicación fluyerá mejor, la interconexión será más enriquecedora y la armonía de la pareja será mucho mejor.

Yoga también como aliado en reproducción asistida

Las ventajas del yoga también se extienden si estás en tratamiento de alguna técnica de reproducción asistida, pues los beneficios son los mismos. Tú eres el centro de este proceso, tu deseo es el camino y el yoga puede ser tu hilo conductor que te lleve desde ese centro a tu deseo, aportándote serenidad, paz interior y por supuesto mucho positivismo.

Igualmente, en el momento de lograr el embarazo, practicar yoga te beneficiará con la elasticidad y la disminución de la tensión en la espalda. Hay muchas posturas o asanas que pueden realizar las embarazadas durante el embarazo, sus beneficios son varios: mejoran la respiración, favorecen la digestión, da flexibilidad a los músculos y diferentes articulaciones, endurece los músculos del suelo pélvico y ayudan a relajarse. Y por si fuera poco, se ejercita el diafragma, el cual es muy importante en el parto.

Recuerda que ante cualquier caso de infertilidad, los expertos en la materia serán tus mejores alidados para ayudarte y conseguir tu deseo. No obstante, nosotros mientras te damos herramientas como el yoga para que no sólo mejores tu fertilidad, sino también tu parte emocional y psicológica que tan a menudo se ve afectada en casos casos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.